martes, 18 de abril de 2017

Un refugiado violó a una niña en Suecia y la obligó a ver pornografía


Refugiado, Suecia, Violación, Pornografía, IslamUn refugiado que forzó a una niña de 10 años a ver pornografía antes de violarla ha solicitado al Gobierno que no lo deporten a su país de origen, Irak. El hombre de 45 años de edad y llamado Ahmed, fue llevado a juicio por violar a la pequeña en un campo de refugiados en Tjörn, según el diario Aftonbladet.

El demandante de asilo agredió sexualmente a la niña en numerosas ocasiones entre julio y septiembre del año pasado, y fue acusado de haber violado a su tía hasta en veinte ocasiones.

El pasado mes mes de febrero, según el diario local, fue condenado a seis años de prisión y a la expulsión inmediata del país una vez haya cumplido la condena. El refugiado conocía a la tía de la pequeña, con quien había viajado desde Irak. Cuando la mujer y sus sobrinos necesitaron un lugar en el que quedarse, Ahmed les ofreció mudarse con él.



Fue entonces cuando el refugiado comenzó a violar a la mujer. Poco después, para ‘’proteger su honor’’, esta decidió casarse con él y siguió siendo sometida a agresiones sexuales.

La demandante de asilo descubrió que su 'marido forzoso' estaba abusando de su sobrina de diez años y llamó a la policía. Las autoridades lograron recoger pruebas de ADN que incriminaban a Ahmed. Sin embargo, el juez ignoró las violaciones a las que había sido sometida la tía aludiendo a que había dudas sobre el testimonio. El refugiado solo fue condenado por los ataques sexuales a la niña.

El hombre se encuentra ahora apelando la sentencia y solicitando que no se le expulse a Irak. La deportación, además, conllevaría la prohibición de volver a entrar en Suecia de por vida. Según sostiene Breitbart, aún no se ha fijado una fecha para resolver el recurso de Ahmed.

No es el primer caso de agresiones sexuales por parte de inmigrantes en Suecia. En Uppsala, un grupo de jóvenes inmigrantes violó brutalmente a un chico de 15 años en un bosque.

Los violadores, todos de afganistán, fueron declarados culpables. Sin embargo, dado que su país se considera peligroso ninguno de ellos será expulsado de Suecia.


En Malmö se dio una situación similar, donde un inmigrante violó a una chica a punta de pistola. La encerró en el sótano de su local y la agredió sexualmente junto a otros cinco hombres.