martes, 13 de junio de 2017

Carmena subvencionó 'sushi', masajes y limusinas para las estrellas de Bollywood


Carmena, Bollywood, dinero, Madrid, Podemos, Ahora Madrid, Corrupción, El millón de euros con el que el Ayuntamiento de Madrid subvencionó la entrega de los Oscar de Bollywood el año pasado se empleó, entre otras cuestiones, para pagar extras en el Hotel Palace como pedidos de sushi, spa con masaje en habitación y hasta el sueldo de camareros privados para la suite real del Hotel Palace. Así consta en las facturas que la empresa organizadora de los premios -Wizcraft International Entertainment- ha remitido al Palacio de Cibeles para justificar el gasto del dinero público, a las que ha tenido acceso este periódico, y que han sido aprobadas por la Intervención municipal.

El grueso del patrocinio del equipo de Manuela Carmena para la gala de los premios del cine indio se distribuyó entre los conceptos de alojamiento (242.580 euros) y transporte (275.925 euros), en el que se incluye el alquiler de varias limusinas. El resto de la partida se destinó a seguridad privada (77.914 euros), servicios técnicos (200.000 euros) y producción televisiva (264.799 euros).


La 17ª ceremonia de entrega de los galardones de Bollywood tuvo lugar en Madrid del 23 al 26 de junio del año pasado. En la Comisión de Economía y Hacienda de diciembre de 2015 en la que el Gobierno local anunció que tenía la intención de invertir un millón de euros para su financiación, el coordinador de Alcaldía, Luis Cueto, justificó que el objetivo de patrocinar este evento era «la promoción de la ciudad, en el ánimo de que tenga proyección exterior, ponerla en el mapa».

Hasta 740 actores y empresarios cinematográficos procedentes de la India aterrizaron en el aeropuerto de Barajas-Adolfo Suárez para asistir al certamen, 248 de ellos con pasaje en business class. Todos se alojaron en nueve hoteles de alto standing de la capital y se desplazaron por la ciudad en limusinas y furgonetas de lujo.

En total, la factura de esos cuatro días se elevó a nueve millones de euros, ocho de los cuales fueron abonados por Wizcraft, una empresa constituida en 2009 en Singapur con un capital de dos dólares, y patrocinadores privados. El resto del desembolso de la gala corrió a cuenta del presupuesto aportado por el Ayuntamiento de Madrid.

Entre los gastos imputados a las arcas locales, se encuentran los servicios requeridos por varios huéspedes del Palace -un establecimiento de cinco estrellas- durante su estancia en la capital española. Uno de los clientes dejó a cuenta un pedido del Green Tea Sushi & Cocktail ubicado en el mismo hotel por valor de 572,77 euros, mientras que otro degustó dos días seguidos de la comida japonesa de este mismo restaurante con sendas facturas de 252,5 y 310,45 euros, IVA aparte.

Con el dinero municipal también se sufragaron spas en habitación por 167,8 euros, que de incluir también masaje hacían que el precio se elevara hasta 197,8 euros. El servicio particular de camareros para la suite real, por mencionar otro ejemplo, supuso un coste de 450 euros diarios.

Los huéspedes tampoco escatimaron en planchado, por el que el Consistorio abonó 8.706,34 euros al Palace. Otro de los gastos llamativos es el «reparto de regalos» de cuatro euros en 216 dependencias del hotel el 23 y el 24 de junio y en otras 54 el 25 de junio; en suma, la partida que presumiblemente incluye las propinas para el personal arañó otros 2.138,4 euros de la subvención pública.


Además, se pagaron 202.395,8 euros en limusinas, en este caso con el IVA ya incluido, si bien en la factura no viene desglosado el número de vehículos de la compañía IBL que pasearon a los actores indios por las calles de Madrid. Más prolija en detalles es la hoja de cobro de Driver&Limousine, a quien la organización le alquiló 30 Minivan Viano por 73.530 euros, en algunos casos con disponibilidad de hasta 20 horas diarias (de 9.00 a 4.40 horas) y que llegaron a dejar a los clientes en sus hoteles hasta a las 7.30 horas.