miércoles, 9 de agosto de 2017

Austria presenta un plan para reducir a cero la inmigración ilegal


Austria, inmigración, inmigrates, ilegales, refugiados, islamSegún el líder socialdemócrata austríaco, la Unión Europea (UE) debería crear el cargo de un responsable de asuntos de migración que negocie con los países africanos acuerdos de repatriación.

En una rueda de prensa en Viena, Kern ha manifestado que “debe haber una sola persona que asuma toda la responsabilidad”.

Su plan contiene además la creación de centros de solicitud de asilo fuera de Europa, por ejemplo en Níger.



‘Debemos retormar el control’

“Debemos frenar la migración ilegal y retomar el control”, ha dicho el canciller federal, quien se encuentra en precampaña para las elecciones generales adelantadas al próximo 15 de octubre.

Asimismo, ha exigido un reparto “más justo” de inmigrantes entre los países europeos, más protección para las fronteras exteriores de la UE y ha propuesto lanzar campañas de información e disuasión en los países de origen de los inmigrantes.

Austria, de los más afectado por el flujo migratorio

La inmigración domina la política austríaca desde que en 2015 más de un millón de inmigrantes y refugiados pasaron por el país alpino tras cruzar la llamada “ruta balcánica” desde Oriente Medio.

En la primavera del año pasado los países balcánicos cerraron a iniciativa del Gobierno austríaco sus fronteras.

Además, la UE negoció entonces un acuerdo con Turquía para deportar a inmigrantes que alcancen de forma ilegal las islas griegas desde las costas turcas.

Un ‘plan Marshall’ para África

Para poder frenar la presión migratoria, Kern ha propuesto ayudas financieras europeas para los países africanos y habló en este contexto de un “plan Marshall para África”.

“Eso es un proceso más largo, que causará costes económicos”, ha reconocido el canciller austríaco, quien hasta ahora se había presentado con una línea más suave en cuanto a la migración.

Además, los países de la UE deben tener criterios unificados a la hora de conceder o no asilo para refugiados, ha destacado Kern. El país se ha mostrado últimamente muy cercano a las tesis migratorias defendidas por el Grupo Visegrado, con quien ha suscrito un manifiesto en el que solicitan la defensa de las fronteras.


Austria ha acogido a más de 150.000 inmigrantes en los últimos tres años, sobre todo de Siria, Afganistán, Irak y Somalia.